Wednesday, September 06, 2006

 

Mis mEmoRiaS

Os voy a contar mi historia:

Andaba yo de paseo por las calles de Granadas, a mí entonces me cuidaba un amogitano que me hacía cuidarle sus cosas siempre que no estaba, y como era muy pequeña y no me enteraba me pegaba mucho. Ese día mi amo gitano no me ató bien y decidí escaparme.

Casí no había andado ni por dos calles cuando ví a dos bípedas que se abalanzaron sobre mí! QUÉ MIEDO! me agaché todo lo que pude intentando esconderme, pero ellas en vez de pegarme, me acariciaban, y me llevaron con ellas. Me metieron en un sitio prohibido! mi amogitano jamás me dejaba entrar en esos sitios, y no contentas con ello me subieron en una cosa que daba impresión hacia arriba. Yo estaba muy alerta para ver que es lo que me estaban haciendo estas dos nuevas amas que me habían capturado por la calle. Entramos en un sítio que yo nunca había visto, tenía que ser súper prohibido, pero parecía tan cómodo!! mis nuevas amitas me dieron una cosa para comerla, era roja, fina y redonda, me decían "chorizo", no había visto eso en mi vida seguro que también estaba prohibido, así que lo escupí... Me miraron y se pusieron a decir cosas entre ellas de las que no entendí nada. También me pusieron un sitio para beber agua, esto no era como beber del río, el agua no sabía a nada, pero estaba muy bien. Una de mis amitas se fue y volvió al cabo de un rato con comida que yo sí conocía!! mis bolas!! así que las engullí, tenía muchísima hambre!!

Pasé unos cuantos días en esa casa prohibida, y entonces una mañana me presentaron a dos amos nuevos, yo me enamoré del amo macho, QUÉ GUAPO!!! además es súper simpático, me acaricia mucho y me dice cosas que no entiendo pero que suenan bien :D Lo que no me esperaba era que me fueran a meter dentro de una de esas máquinas raras que son súper rápidas. Estuvimos allí un montón de tiempo, yo estaba muy aburrida, pero no dije ni pio, no fuera que quisieran soltarme en mitad de la carretera, en mi corta vida había oido cosas así, yo siempre daba gracias a que mi gitano sólo tenía un carro y no podía dejarme sola de esa manera.

Después de un rato larguísimo por fin me dejaron que bajara de la máquina, yo estaba muy contenta, pero ese sitio no lo conocía, mis amitas eran muy buenas conmigo, me dejaban entrar en sitios prohibidos y si mordía cosas no me decían nada. De hecho me regalaron un muñeco para poder destrozarlo.

Cuando llegamos me presentaron a un perrito nuevo, se llama Luck, y es muy mono, se nota que no es un perro de vida intensa como yo, a él se le oía muy pijo al ladrar, le decía a la amita nueva "mamá no, jolín, ésta no irá a vivir con nosotros!!??, que yo quiero ser perro único!!". Pensé que la cosa estaba difícil con ese perrito nuevo, pero que se acostumbraría pronto a mí, sólo tenía que mostrarle todos mis encantos.

Ladridos:
Joer, ya veo que tu vida ha sido muy dura (la mia no ha sido tanto como la tuya, pero se le acerca de lejos)...a partir de ahora, disgruta mucho de tus papis y de sus mimitos, que te los has ganado como nadie!
Patitas!!
 
This comment has been removed by a blog administrator.
 
Jolín, que casualidad! Yo también era de Granada. Pero el primer amo que me recogió y me trajo a Murcia no me dejó que me quedara con él :(
Así que me llevaron como regalo de cumpleaños de un chico el 4 de octubre (que también tenía otros dos perritos más que me quieren mucho, aunque MC casi me arranca un ojo...¡que miedo pasé!), pero que le he cogido "algo" de cariño.... a mí también me deja hacer todo lo que quiera, duermo con él en su cama, me da de todo lo que come y juega mucho conmigo^^ aunque no sé por qué le gusta que le muerda el brazo... cosas de los humanos, supongo.

A ver si nos conocemos un día, que me pareces súper guapa ;)
 
Post a Comment



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?